:
--:--:--

Disponibilidad

Golf

Extraordinario campo de golf en Dorado, Puerto Rico

La tradición de golf en Dorado Beach es tan rica como la historia de nuestra propiedad. En 1955 el conocido arquitecto de golf Robert Trent Jones, Sr se propuso crear el resort de golf más elegante de Puerto Rico y el Caribe, que culminó en la construcción de tres campos espectaculares de 18 hoyos en los que han jugado famosos, líderes mundiales, leyendas del golf y torneos de la PGA. 

Después de la ronda, haga una recapitulación de los acontecimientos del día en La Hacienda Bar & Grill, situado en la sede del club de golf y que está abierto desde las 7.00 hasta la noche. Cuando visite la Hacienda, asegúrese de parar en Chi Chi's Wall, un tributo de Puerto Rico a Juan Antonio "Chi-Chi" Rodríguez. Esta querida leyenda del Salón de la Fama del Golf Mundial solía visitar el complejo temprano en la mañana y ofrecía propinas a los huéspedes antes de ir a jugar.

Campo East

Sede del Clásico de Puerto Rico, un evento del Campeonato de la PGA en América Latina, este campo fue restaurado fielmente por Robert Trent Jones Jr. conforme a la visión original de su padre, llevando este clásico campo de la costa al siglo 21 con una sutil renovación como obra maestra moderna.


Las vistas panorámicas originales del océano se han restaurado en 15 de los 18 hoyos. La arena natural extraída de las playas de los alrededores resalta el contorno de los complejos. Los nuevos greens se han diseñado con hierba ultra pequeña Champion Bermuda, que permite velocidades de dos dígitos con varios hoyos en cada green. Con más de 7.200 yardas, Dorado Beach East es formidable tanto para el juego de campeonato como para olvidarnos de adelantar la bola.

Campo Sugarcane

El campo Sugarcane, también construido en 1972, es el más exigente de los dos campos de Plantation, aunque posee unas calles y unos greens más grandes. El campo le exige negociar tiros forzados y búnkeres profundos. En 2004 se construyeron seis nuevos hoyos en los últimos nueve que presentan nuevos ríos y lagos y ofrecen un aspecto muy diferente y nuevos retos.


Los jugadores pronto tienen la oportunidad de hacer hoyos bajo par al principio de la ronda, pero hacia el hoyo 8 el campo empieza a mostrar sus dientes. El par es una excelente puntuación en casi cada hoyo de los últimos nueve, combinado con algunas oportunidades de hoyos bajo par para provocar a los jugadores más atrevidos.

Campo Pineapple

Con menos tiros forzados, búnkeres inviolables y greens amplios, el campo Pineapple, construido en 1972, se diseñó para ser más condescendiente con el jugador de golf casual, al mismo tiempo que permite vislumbrar la majestuosa belleza de Puerto Rico. Los últimos nueve consisten de cuatro hoyos con vistas al océano, seguidos de un desafiante tramo de cinco hoyos que finaliza con un fantástico par 4-18 que termina en un green justo debajo de la terraza de la sede del club.